Beneficios de andar en bicicleta para la salud mental, por Ramón Carretero

Todos sabemos que andar en bicicleta es excelente para nuestra salud física. Mejora la salud cardiovascular, reduce la grasa corporal, aumenta la fuerza y ​​mejora la circulación. ¿Pero qué hay de nuestra salud mental?

Como ciclista puedo asegurar, que existe un vínculo entre el ejercicio y  la salud mental, incluso muchos estudios a lo largo de los años han hecho la conexión entre los dos. Pero a medida que crece el cuerpo de investigación, queda claro que el ejercicio regular, especialmente la actividad física al aire libre, mejora notablemente el estado de ánimo, combatiendo la depresión, la ansiedad y el estrés general de vida diaria.

Mientras que algunas personas viajan para ponerse en forma, hay muchas que andan en bicicleta simplemente porque les hace felices. Y realmente, tu vida y el mundo es tan importante como el funcionamiento mecánico de tu cuerpo.

¡Luego de leer esto, te darás cuenta los beneficios de andar en bicicleta para tu salud mental!

 

1. El ciclismo como “Estilo de vida” mejora el estado de ánimo subjetivo

Se ha observado que incluso media hora de andar en bicicleta mejora el estado de ánimo subjetivo y el bienestar de las personas.

2. Pedalear  mejora la autoestima

«Lo que pensamos acerca de nosotros mismos es probablemente el concepto central en nuestras vidas conscientes», teorizó William McGuire y sus colegas en 1976.

EN un reciente estudio, se determinó que la actividad física  tiene un impacto positivo en  la autoestima. Entonces, solo un pequeño crucero por aquí o unos días en bicicleta, puede tener un impacto positivo general en su percepción de usted mismo. Y por qué no debería, eres maravilloso!

3. La actividad física es un antidepresivo eficaz

Un estudio a largo plazo de adultos en el condado de Alameda, California, determinó que los altos niveles de actividad física condujeron a un riesgo significativamente menor de desarrollar depresión clínica más adelante en la vida, incluso cuando se ajustan por otros factores como el estado socioeconómico, los eventos de la vida, los apoyos sociales, y otros hábitos de salud.

Para los jóvenes y adultos que ya padecen depresión, la actividad física puede ser tan efectiva como las técnicas psicoterapéuticas para tratar el trastorno. A diferencia de la mayoría de las psicoterapias, no se observaron efectos negativos de la actividad física en el tratamiento de la depresión.

4. El ejercicio aeróbico reduce la ansiedad

Los trastornos de ansiedad, incluidos los ataques de pánico y la ansiedad social, pueden ser inquietantes o paralizantes. Pueden afectar la capacidad de una persona para mantener un trabajo, mantener relaciones y participar en las diversas responsabilidades de la vida diaria.

Un estudio de 2001 encontró que el ejercicio aeróbico puede reducir la ansiedad generalizada, así como reducir la sensibilidad a la ansiedad, que es un precursor de los ataques de pánico y el trastorno de pánico. Mientras que el ejercicio aeróbico de alta intensidad resultó ser más impactante, el ejercicio de baja intensidad también fue efectivo para reducir la ansiedad.

Conoce a Ramón Carretero

5. La actividad física reduce el estrés

Siete de cada 10 adultos estadounidenses informan que sienten estrés al menos una vez al día. Si bien todas las personas tienen diferentes mecanismos para enfrentar el estrés, el ejercicio es el método más recomendado por los profesionales de la salud para reducir sus síntomas.

Al aumentar la producción de endorfinas, la actividad física alivia la tensión, eleva el estado de ánimo y ayuda a estabilizar los patrones de sueño interrumpidos por el estrés.

¡A pedalear!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *