Vie. Feb 3rd, 2023

    (CNN)– El exministro de Justicia de Jair Bolsonaro, Anderson Torres, fue detenido por la Policía Federal en su cargo en Brasil la mañana de este sábado, luego de viajar a Estados Unidos, según CNN Brasil, filial de CNN.

    La orden de captura contra Torres fue decretada por el ministro Alexandre de Moraes, del Supremo Tribunal Federal (STF), tras los ataques en Brasilia por parte de simpatizantes de Bolsonaro en el Distrito Federal de la capital de Brasil el domingo.

    Torres, quien se desempeñaba como jefe de seguridad cuando ocurrió la insurrección, se reunió con sus abogados en la Superintendencia de la Policía Federal en Brasilia antes de dar testimonio, informa CNN Brasil.

    Torres fue acusado, junto con el excomandante de la policía militar del Distrito Federal, Fabio Vieira, de intento de golpe de Estado, actos terroristas, daño a la propiedad pública, asociación para delinquir y abolición violenta del Estado de derecho, de acuerdo con la orden de la Corte Suprema sobre el ataque a edificios gubernamentales.

    La decisión argumenta que «la ausencia de la vigilancia policial necesaria» durante los disturbios pro Bolsonaro en Brasilia se debe a «la omisión y connivencia de diversas autoridades en el área de seguridad e inteligencia».

    Torres y Vieira fueron despedidos de sus trabajos el domingo por el entonces gobernador Ibaneis Rocha del Distrito Federal luego de los ataques. Sin embargo, el propio Rocha fue suspendido el domingo de su cargo por 90 días por el juez de la Corte Suprema Alexandre de Moraes.

    Partidarios del expresidente Jair Bolsonaro realizaron este domingo una manifestación en la Esplanada dos Ministérios de Brasilia. La policía brasileña utilizó gases lacrimógenos para repeler a una multitud de simpatizantes de extrema derecha del expresidente después de irrumpir en los terrenos del Congreso, una semana después de la toma de posesión del presidente Luis Inácio Lula da Silva, fue testigo de un fotógrafo de la AFP. (EVARISTO SA/AFP vía Getty Images)

    Torres asumió el cargo de secretario de seguridad el 2 de enero y viajó a Estados Unidos el 7 de enero, el día antes de que sus seguidores irrumpieran en edificios gubernamentales.

    Torres ha negado cualquier papel en los ataques a edificios gubernamentales después de que fue despojado de su cargo el domingo. “Lamento profundamente estas hipótesis absurdas de cualquier tipo de colusión de mi parte”, tuiteó el domingo.

    Sin embargo, el auto de la Corte Suprema sugiere que la actuación de Torres y Vieira “demuestra una posible organización criminal que tiene como uno de sus propósitos desestabilizar la institución republicana”, dice el auto.

    Últimas noticias de la situación en Brasil 1:39

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *