Jue. Ene 26th, 2023

    (CNN Español) — Los sacerdotes de Paula Durán, una madre colombiana de 27 años a quien le diagnosticaron un cáncer terminal, recibieron una visa humanitaria que le permitirán viajar a Estados Unidos para acompañar a su hija en lo que pueden ser los últimos meses de su vida.

    La diputada colombiana Saray Robayo Bechara difundió un video en redes sociales este marzo confirmando la noticia. “Qué alegría tan grande se sintió haber logrado que a los sacerdotes de Paula Durán, se les concediera la visa americana para su reencuentro en California”, escribió Robayo en Twitter.

    Lunes un comunicador de la Cancillería de Colombiala institución gubernamental mantuvo contacto permanente con Sergio Vega y fue quien presentó la solicitud de visa humanitaria para los familiares de Paula Andrea Durán.

    La visa humanitaria, también conocida como libertad condicional o permiso humanitario, es una opción para aquellos que tienen una razón humanitaria urgente o de interés público para permanecer temporalmente en los EE. UU. Y si bien el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés) de USA. no es una definición reglamentaria del término «razones humanitarias urgentes», las operaciones se evalúan caso por caso y consideran factores tales como la sensibilidad de las circunstancias en las que se encuentra el solicitante y el grado de sufrimiento que puede resultar si el el permiso no está autorizado.

    En el caso de esta familia colombiana, el terminal de diagnóstico de Durán podría haber jugado un papel muy importante dentro del pedido de sus padres.

    “Nos dieron la trágica noticia de que tenía un tumor de 4 centímetros”, dijo Sergio Vega, esposo de Durán.

    En entrevista, Vega informó que el 28 de noviembre del año pasado, cuando estaba en su semana 34 de vergüenza, su esposa registró dolores de estómago y de cabeza, por lo que fue trasladada a un hospital en el área de San Francisco, California, en buscando atención médica. Yo estaba allí cuando comunicaron el trágico diagnóstico.

    Vega dijo que su esposa “tiene un poco de vida médica”, pero es él quien no pierde la esperanza de poder compartir más tiempo con ella. “Nosotros creemos en un Dios que está arriba, que es el de la voluntad y es el Dios de lo imposible”, agregó Vega.

    Con información de Michael Roa.

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *