Sáb. Dic 3rd, 2022

    La Habana, Cuba (CNN) — Los funcionarios estadounidenses criticaron a los secuaces del gobierno cubano por lo que describieron como una interferencia “inhumana” con las familias de los manifestantes cubanos encarcelados, algunos de los cuales se están reuniendo con diplomáticos estadounidenses en La Habana.

    “Condenamos la detención por parte del gobierno cubano de los familiares de los manifestantes encarcelados del #11J que tenían previsto reunirse hoy con funcionarios estadounidenses en La Habana”, dijo en twitter Subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental Brian A. Nichols. “Evitar que los sacerdotes permitan que sus hijos encarcelados sean injustos e inhumanos”.

    Los manifestantes fueron encarcelados luego de las protestas en toda la isla que comenzaron el 11 de julio de 2021.

    Funcionarios estadounidenses planean reunirse con sus familias durante un viaje a La Habana sobre temas migratorios —una de las reuniones de más alto nivel que ha tenido Cuba con la administración Biden— que parece indicar un nuevo enfoque para la isla gobernada por comunistas después de años de sanciones importantes. .

    Pero el miércoles, al menos seis familiares de los manifestantes fueron detenidos por la policía cuando se dirigían a la reunión, según activistas de derechos humanos.

    Mientras los funcionarios cubanos aún esperan que diplomáticos de Estados Unidos y Europa se reúnan con activistas antigubernamentales, es inusual que las autoridades retiren a un cabo de los arrestos grupales para evitar que lleven a un cabo a una reunión en una embajada.

    “Me detuvieron en un puesto de control y me llevaron a una comisaría”, dijo Marta Perdomo a CNN. De viaje a la Embajada de EE.UU., donde había sido invitado a hablar con funcionarios visitantes sobre el caso de sus dos hijos, cumplieron condena en prisión por su participación en las protestas.

    Perdóname, quien dijo que los niños fueron liberados por la policía a última hora de la tarde, abogó por la liberación de sus hijos luego de que salieran a las calles de su ciudad el 11 de julio del año pasado, pidiendo mayores libertades y criticando a los funcionarios cubanos.

    Si bien algunas de las protestas del año pasado se volvieron violentas, muchas permanecieron amargas y los manifestantes lamentaron los cambios en el sistema de la isla, que es un estado de partido único dirigido por el Partido Comunista de Cuba que prohíbe la oposición política.

    El gobierno cubano afirmó que el gobierno de los Estados Unidos orquestó las protestas y dictó largas sentencias a los ciudadanos de los manifestantes.

    Los funcionarios cubanos no respondieron a una solicitud de comentarios.

    Pero el miércoles por la noche, Carlos Fernández de Cossío, el principal diplomático del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba para asuntos de Estados Unidos, escribí en twitter: “La creencia errónea de Estados Unidos de que tiene la prerrogativa de inmiscuirse en los asuntos internos de Cuba es tan antigua como para ambos países. Explica en cierta medida el inmoral e ilegítimo bloqueo económico diseñado para deprimir el nivel de vida de todos los cubanos”.

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *