Vie. Feb 3rd, 2023

    (CNN) –– El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo que algunos miembros de la Policía Militar y las Fuerzas Armadas del Distrito Federal se confabularon con los manifestantes de Brasilia cuando asaltaron el Congreso, el Palacio Presidencial y la Corte Suprema el domingo.

    Durante una conferencia de prensa este jueves, Lula dijo que su gobierno investigará a los agentes públicos que supuestamente facilitaron la manifestación de los manifestantes cuando irrumpieron en los edificios federales.

    “Estoy esperando que las cosas se calmen. Quiero ver todas las correas agarradas dentro de la Corte Suprema, dentro del palacio. Calamar.

    Y agregó: “Estoy inmune de que la puerta del Palacio del Planalto estuviera abierta para que entraran estas personas porque no hay una puerta abierta. Quiere decir que alguien les facilitó la entrada. Investigaremos con mucha calma y nos veremos qué pasó realmente».

    Antes y después del edificio de la Corte Suprema de Justicia de Brasil 1:52

    El presidente de Brasil también criticó a las Fuerzas Armadas, que permitieron que los partidarios de Bolsonaro se reunieran frente a los cuartetos generales del ejército en todo el país después de las elecciones de octubre, pidiendo una intervención militar.

    Los comandantes de las fuerzas aún no han emitido una declaración sobre los ataques del domingo en Brasilia.

    “Las Fuerzas Armadas no son el poder moderador que creen que son. Las Fuerzas Armadas tienen un papel en la Constitución, que es la defensa del pueblo brasileño y de nuestra sobriedad contra posibles enemigos externos. Ese es el papel de las Fuerzas Armadas, y está definido en nuestra Constitución”, dijo Lula.

    Las imágenes compartidas del ataque parecen mostrar fuerzas esperando y observando mientras los manifestantes marchan hacia los edificios gubernamentales.

    CNN se comunicó con la Policía Militar y las Fuerzas Armadas del Distrito Federal de Brasilia para solicitar comentarios.

    Mayoría de brasileños condena disturbios de fin de semana

    La gran mayoría de ellos brasileños condenarlos recientes disturbios e invasiones de edificios del gobierno federal, y más que decir que el expresidente Jair Bolsonaro es al menos parcialmente responsable de ellos, según una nueva consulta.

    La encuestadora Datafolha publicó nuevas cifras que muestran que el 93% de los brasileños condena los ataques contra los edificios del Congreso, el Palacio Presidencial y la Corte Suprema, mientras que solo el 3% dijo que apoyaba el ataque.

    Este domingo, manifestantes que apoyan a Bolsonaro sitiaron edificios federales en la capital, Brasilia, y llamaron al ejército a intervenir y derrocar al presidente de Isquierda Luiz Inácio Lula da Silva, quien retornó al poder tras una pausa de 12 años tras una estrecha victoria en la segunda vuelta sobre Bolsonaro en octubre pasado.

    Un partidario de Jair Bolsonaro apoyó a una banda que representa al expresidente de Brasil el domingo 8 de enero. (Crédito: Adriano Machado/Reuters)

    Más de la mitad de los brasileños, el 55%, dijo que Bolsonaro tiene la menor responsabilidad por los ataques perpetrados por sus seguidores, mientras que el 39% dijo que no se le puede responsabilizar.

    Luego de la consulta, el 46% piensa que todos los involucrados en la invasión deben ser detenidos, mientras que el 9% dice que no deben ir a la ficha.

    Manifestantes simpatizantes de Bolsonaro son detenidos por las fuerzas de seguridad el domingo 8 de enero. (Crédito: Ueslei Marcelino/Reuters)

    Respecto al manejo de los ataques por parte del nuevo gobierno, el 64% de los orientados dijo creer que el gobierno controlará la situación a partir de ahora, mientras que el 29% piensa que da Silva no lo hará. La encuesta telefónica entrevistó a 1.214 alcaldes brasileños de 16 años, los días 10 y 11 de enero.

    Las secuelas de los ataques continúan esta semana.

    Las fuerzas de seguridad se enfrentaron con los manifestantes en Brasilia el domingo 8 de enero. (Crédito: Ueslei Marcelino/Reuters)

    investigaciones en curso

    Los investigadores se esfuerzan por encontrar a los perpetradores y financiadores de los disturbios. La Oficina Federal del Fiscal General (AGU) de Brasil solicitó al Poder Judicial del Distrito Federal bloquear los activos de 52 personas y siete empresas con obligaciones vinculantes con los manifestantes del 8 de enero, según un documento compartido por el Poder Judicial de la Federación. Distrito este juves.

    El documento hace referencia a las personas y empresas que supuestamente financian los autobuses que llevan a los partidos de Bolsonaro desde distintos puntos de Brasil a Brasilia para protestar el 8 de enero.

    “Los imputados jugaron un papel determinante en el desarrollo de los hechos del 8 de enero, y, por tanto, deben responder por los daños causados ​​a los bienes de dominio público federal”, dice el Fiscal General de la República el tu petición.

    Se solicita congelar un total de 52 millones de reales brasileños (unos 10 millones de dólares) en bienes pertenecientes a los sospechosos y utilizarlos para reparar las propiedades dañadas si son declarados culpables.

    La Oficina del Fiscal General puede solicitar al poder judicial que bloquee activos adicionales a medida que se evalúen más daños.

    Este año, la Secretaría de Administración Penitenciaria del Distrito Federal informó que 2,082 personas fueron detenidas o arrestadas por la Policía Militar del Distrito Federal y otras fuerzas de seguridad contra ataques.

    “Todos los detenidos han sido identificados por la Policía Federal y responderán, en la medida de sus responsabilidades, por los delitos de terrorismo, asociación para delinquir, atentado contra el Estado democrático de derecho, golpe de Estado, persecución, instigación al delito, entre otros”, se lee en el comunicado.

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *