Mié. Feb 28th, 2024

    (CNN Español) — El Impuesto para una Argentina Inclusiva y Solidaria —conocido como impuesto PAIS— se paga sobre ciertas operaciones con moneda extranjera en Argentina. Fue presentado por el gobierno de Alberto Fernández en febrero de 2020 y tiene una vigencia de cinco años fiscales.

    Del recaudado, el 70% se destina a programas bajo la ejecución de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) y el Programa de Atención Médica Integral (PAMI), mientras que el 30% debe destinarse a financiar obras de vivienda social, infraestructura, promoción del turismo. y otros, según la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

    El profesor César Litvin, director general de Lisicki, Litvin y Asociados, explica que “el objetivo de este impuesto es desincentivar la compra de divisas y el consumo de bienes y servicios que se pagan en moneda extranjera”. Agrega que la medida tenía como objetivo “proteger las reservas del Banco Central, encareciendo el acceso al mercado cambiario y evitando así la salida de dólares ‘baratos’ para fines de almacenamiento o consumo no esencial”.

    El experto fiscal Daniel Lejtman agrega que “el impulso surgió como un desincentivo para realizar operaciones en moneda extranjera por la falta de divisas que llevó al gobierno a sufrir a finales de 2019.

    ¿Qué transacciones aplican al impuesto PAIS?

    El impuesto fue creado por la Ley 27.541, que declara la emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, de seguridad social, tarifaria, energética, sanitaria y social y facultativa del Poder Ejecutivo para llevar adelante la gestión y los actos necesarios para recuperar y garantizar la estabilidad de la deuda pública.

    El Gravamen logra diferentes transacciones, tales como:

    • La compra de divisas para ahorrar. La medida alcanza a los cheques de viajero.
    • Compra de productos o servicios culturales y recreativos en moneda extranjera e importación de bienes.
    • Cambio de moneda extranjera en entidades financieras.
    • Pago de servicios en el exterior contratados a través de agencias de viajes y turismo locales.
    • Pago por servicios de transporte de pasajeros con destinos internacionales, excepto países limítrofes.

    La tasa es del 30% en el caso de compras en moneda extranjera, gastos con tarjetas de débito y crédito en moneda extranjera y servicios turísticos en el exterior. Mientras que para servicios digitales como Netflix, YouTube Premium o Spotify, por ejemplo, es una tarifa reducida del 8%, explica Lejtman.

    Pesos argentinos y un dólar estadounidense.

    ¿Quiénes están exentos del impuesto PAIS?

    “En principio, no hay personas exentas de pagar, aunque haya gastos en moneda extranjera que estén excluidos del impuesto”, dice el abogado fiscalista Daniel Lejtman.

    ¿Hay una declaración de impuestos PAIS?

    La contadora Sol Sarquis, del estudio Sarquis & Sarquis, explica que “no hay devolución de este impuesto”. Agrega que “muchos pueden confundirlo con la percepción del impuesto a las ganancias del 35%, o actualmente del 45% y 25% en la factura del impuesto de bienestar personal, que se puede solicitar la devolución”. Litvin agrega que “solo se adeuda en caso de impago”.

    Críticas al impuesto PAIS

    Los expertos coinciden en que el impuesto no cumple a cabalidad con el objetivo de desincentivar las transacciones con divisas y trae varios efectos negativos como el aumento de precios de productos y servicios, además de la ampliación de la brecha cambiaria en Argentina.

    Sarquis sostiene que “muchas veces estas medidas no logran su objetivo de bajar el consumo de divisas, sino que solo terminan teniendo un fin recaudatorio, generando un piso de brecha cambiaria que a su vez termina afectando el normal funcionamiento de la economía” .

    En la misma línea, Lejtman señaló que “si bien la intención era desincentivar las operaciones en moneda extranjera, ante la evidente falta de divisas, el rédito que se escuchó fue el de siempre y, peor aún, no se logró el objetivo deseado”. .

    Para Litvin, el impuesto PAIS tiene un carácter distorsionado “porque en medio de la capacidad contributiva de los sujetos que los pagan. El mar, no distingue entre ricos y pobres, todo aquel que necesite acceder a divisas o a multas o servicios que se paguen con estas, debe pagar el impuesto”.

    Y agrega que no se está cumpliendo el objetivo de proteger las reservas del Banco Central. “La única condición e incentivo para que los argentinos ahorren dinero en moneda local es solucionar el endémico problema de la inflación y volver a tener una moneda que genere confianza. Un impuesto a la adquisición de divisas ya está revirtiendo este problema fundamental y estructural”, dice.

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *