Jue. Ene 26th, 2023

    (CNN Español) — La reforma de pensiones propuesta por el Gobierno de Francia desencadenó fuertes críticas y protestas en las calles entre los principales sindicatos del país y poner sobre la mesa, una vez más, el debate en torno a la fecha jubilar en el resto del mundo. ¿Cuál es el panorama para América Latina?

    En la mayoría de los países latinoamericanos, la edad mínima para jubilarse es de 65 años, tres años más de trabajo en comparación con lo que actualmente desafían los sindicatos franceses que se jubilan legalmente a los 62 años.

    Con la reforma propuesta por el presidente Emmanuel Macron, los trabajadores ahora se jubilan a los 64 años. Esto supondría dos años más de trabajo que los grandes sindicatos de Francia, de los sectores de transporte, educación, policía, ejecutivos y sectores públicos, vienen rechazando desde esta semana en las calles con «huelgas y protestas».

    Este es un resumen de la fecha jubilar en los diferentes países de América Latina:

    La fecha jubilar en América Latina

    México se encuentra entre los países que tienen la fecha de júbilo más alta de América Latina. Al igual que en Costa Rica y Perú, en México, una persona que desee jubilarse debe tener 65 años.

    En Argentina, Chile y Cuba, los hombres también se jubilan a los 65 años, sin embargo, las mujeres lo hacen a los 60. En países como Colombia y Panamá, los hombres se jubilan a los 62 años, mientras que las mujeres pueden hacerlo a los 57 años.

    En Uruguay, Venezuela y Bolivia, las fechas jubilares son menores. Los uruguayos, tanto hombres como mujeres, celebran su jubileo a los 60 años, mientras que en Venezuela solo los hombres celebran esta edad y las mujeres a los 55, según información de las oficinas oficiales del gobierno de cada país.

    Guatemala es el país de la región con la edad de júbilo más baja. Tanto hombres como mujeres celebran su 50 cumpleaños.

    En Ecuador, la edad de retiro es de acuerdo al monto de aportes al sistema de pensiones y haber cumplido un mínimo de semanas cotizadas, según el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

    Un «envío acelerado» que presiona a los sistemas de pensiones

    Uno de los grandes interrogantes que enfrentan los especialistas en el debate sobre el júbilo en América Latina es cómo financiar los sistemas de pensiones en una región donde existe una “remesa acelerada”, lo que significa una presión importante sobre las finanzas públicas de los países, datos de Alberto Arenas en un documento 2020 de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) sobre la situación.

    Al ponerlo en cifras, Arenas indica que, este año, alrededor de 57 millones de personas pertenecen al grupo de 65 años y más, la edad mínima de júbilo en los ayuntamientos de los países latinoamericanos. PAGPara 2040 “se proyecta que alrededor de 111 millones de personas estarán en ese grupo, alcanzando el 15% de la población total de la región”.

    Con el creciente número de adultos mayores en América Latina, hay trabajadores informales que no tienen que pagar su pensión, señal la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Esta es una región donde las tendencias muestran que podría haber más jubilados y menos trabajadores que se transporten al sistema.

    “Además de ser pocas, las contribuciones de estos trabajadores son demasiado irregulares para financiar beneficios adecuados. Para 2050, entre 63 y 83 millones de personas no podrán recibir una pensión adecuada en ausencia de reformas y esfuerzos para aumentar el empleo en el sector formal, incluido el acceso a una educación de calidad», dice la OCDE.

    Con información Joseph Ataman y Marguerite Lacroix de CNN en París

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *