Mar. Abr 16th, 2024

    (CNN Español) –– A pesar de estar ubicado sobre una de las mayores reservas de agua dulce del mundo, Uruguay sufre desde hace un par de semanas problemas de falta de agua potable en su capital.

    El agua sigue fluyendo por las tuberías, pero desde hace varios días su sabor es más salado por el exceso de sodio, lo que genera quejas de los usuarios y preocupaciones de salud entre los médicos.

    ¿Qué debes hacer para cambiarlo? A lo cual, en vista del déficit hídrico y la escasez de agua dulce en el río Santa Lucía y en sus embalses por secoya sufre el país, la empresa estatal Obras Sanitarias del Estado (OSE) decidió comenzar a partir del 26 de abril a crear una mezcla diferente del agua disponible. Se supone que toma parte del agua de una fuente más cercana al Río de la Plata, el estuario que recibe el agua salada del océano.

    “Decidimos en la jornada de hoy empezar a mezclar de una manera diferente (…) , dijo el presidente de la OSE, Raúl Montero, en la prensa callejera, al hacer el anuncio.

    Después de una semana, la OSE volvió a solicitar la aprobación del Ministerio de Salud Pública para aumentar por segunda vez los niveles de sodio en el agua del grifo. “Estamos en un escenario donde si no bombeamos las aguas abajo de Santa Lucía, de donde sale agua del Río de la Plata, que trae como consecuencia un aumento de cloro y sodio, no podríamos abastecer el sistema metropolitano de agua continua. Si no lo hacemos, también tenemos un problema de salud muy grave”, dice este mes la vicepresidenta de la OSE, Susana Montaner, en radio FM Del Sol.

    De inmediato, las autoridades de la empresa estatal y del Ministerio de Salud Pública aclararon que la medida y el sabor del agua no tienen efectos negativos para la salud. Sin embargo, Salud Pública recomienda que “quienes tengan hipertensión, si es posible, consuman agua embotellada” y que las personas que tengan “recomendación médica de dieta restringida en sal, deben extremar los controles de presión arterial y no descuidar sus controles médicos”.

    Esta situación generó muchas críticas y cuestionamientos en la opinión pública, una protesta denominada “movimiento del agua” frente al Ministerio de Salud Pública es ahora, un anuncio de interpelación de los Ministros de Medio Ambiente y Salud Pública por parte de la oposición política, decenas de memes en las redes sociales, y duplicó la venta de agua embotellada en la capital uruguaya, que también empezó a escasear en algunos comercios de barricas.

    Ante esta situación, la Comisión Honoraria de Salud Cardiovascular de Uruguay ha advertido del riesgo que supone para la población un aumento de sodio en el agua. En un comunicado, explicó que “casi el 37% de los uruguayos tiene presión arterial alta” de lo cual los un tercio “no sabe”. Agregué que los uruguayos ya consumen en promedio un 66% más del sodio recomendado por la OMS.

    La esperanza de las autoridades y de la población es que, a partir de junio, con el invierno, llegue más agua para superar este problema.

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *