Mar. Abr 16th, 2024

    (CNN Español) — Presidente Guillermo Lasso no obtuvo el resultado esperado en elecciones seccionales y referéndum Celebrado el domingo en Ecuador. Mientras el Consejo Nacional Electoral termina de contar los votos, las fuerzas políticas del país comienzan a reconfigurarse.

    En el terreno, la Alcaldía de ciudadanos rechazó ampliamente los cambios a la Constitución propuestos por el Gobierno —entre ellos la reducción del número de asambleístas y la replantación de la designación de autoridades de control del Estado— en esa Revolución Ciudadana, el movimiento encabezado por el expresidente Rafael Correa, conseguí la victoria en varias capitales y en pequeños pueblos.

    En lunas y varias horas de silencio, Lasso reconoció la derrota en un mensaje a la nación y llamó a todos los sectores a trabajar por el rescate nacional.

    “Lo que pasó el domingo fue un llamado del pueblo a Gobierno y no vamos a eludir la responsabilidad. Pero también tengo un llamado a toda la dirigencia política y al Estado. El pueblo ecuatoriano pide que dejemos de pagar las disputas entre nosotros y nos pongamos en orden a solucionar los problemas urgentes y concretos de nuestro pueblo”, explicó.

    El representante ecuatoriano coincidió en que, a pesar de que considera importantes y necesarias para el país las reformas implementadas, el futuro bienestar del país no pasa exclusivamente por el referéndum. También aproveché para felicitar a los ganadores de las elecciones locales.

    Según el Consejo Nacional Electoral, el movimiento Revolución Ciudadana logró ganar algunos cargos en las elecciones locales. Una de las principales sorpresas fue el triunfo de Aquiles Álvarez por la alcaldía de Guayaquil, quien derrotó a Cynthia Viteri, actual ocupante del cargo. La victoria de Álvarez puso fin a más de 30 años de mandato del tradicional partido Social Cristiano.

    El triunfo de Marcela Aguiñaga en la alcaldía del Guayas también fue una sorpresa. Contrariamente a lo que indicaban proyecciones anteriores, la actual alcaldesa, Susana González, del partido Social Cristiano, no logró ser reelegida. González reconoció su derrota en un mensaje que publicó en su cuenta de Twitter.

    En tanto, en Quito, el correísta Pabel Muñoz se ganó la cabriola de la capital ecuatoriana al imponerse, siguiendo los proyectos, al exaltar a Jorge Yunda, del movimiento Pachakutik. Lo mismo ocurrió en otras provincias y ciudades donde se impuso la correspondencia. Este es el caso de Sebastián Lloret, quien logró convertirse en alcalde electo del Azuay.

    En Manabí, Leonardo Orlando ganó la alcaldía, mientras que en la provincia amazónica de Sucumbíos, el vencedor fue Yofre Poma. En Imbabura, Richard Calderón ganó la alcaldía, mientras que en Santo Domingo de los Tsáchilas y Santa Elena las alcaldías fueron para el correísmo.

    Hasta el momento, los resultados oficiales otorgan al correísmo nueve prefecturas y al menos siete alcaldías de las capitales de las 24 provincias del país. Los candidatos de Revolución Ciudadana también obtuvieron diez cargos en diferentes ayuntamientos, en consejos parroquiales y en concejos municipales en todo el Ecuador.

    Durante una entrevista en Rádio Pichincha, emisora ​​de la prefectura de la provincia de Pichincha, el expresidente Rafael Correa dijo que el resultado del domingo “es un punto estremecedor y una victoria espectacular”. “En los mejores tiempos del gobierno de Revolución Ciudadana con una Alianza País que era un partido estructurado, el movimiento más grande de la historia del país, habíamos logrado ganar Quito y Guayaquil”, dijo Correa.

    El guayaquileño Jaime Nebot, líder del partido Social Cristiano (PSC), dijo en un mensaje publicado en las redes sociales que trabaja para corregir errores y multiplicar los éxitos que tiene en el futuro. Nebot dijo que el presidente Lasso se equivocó al combinar el referéndum con las elecciones seccionales en la misma jornada electoral y que trató de “beneficiarse irresponsablemente” del plebiscito.

    “Se demostró que un gran número de ecuatorianos utilizaron la elección para castigarlo y decirle ‘no’ a su gobierno”, dijo Nebot. Además, insistió en que el referéndum estaba “manchado” con la elección de funcionarios de prensa.

    Sobre el triunfo del correísmo en varias provincias, el analista político y profesor de la Universidad George Washington, Jaime Durán Barba, dijo a CNN en Español que la baja popularidad del presidente Guillermo Lasso marcaba el peor escenario para introducir un referéndum constitucional.

    “Un presidente con esa imagen se tenía que perder la consulta. no me sorprende La gente vota por el mensaje, no por el mensaje. Nunca he tenido un presidente con una imagen inferior a Lasso. Esto es porque el gobierno ha sido muy ineficiente, ha sido muy pedante y ha contradicho este ambiente de reuniones y se siente que estoy en la segunda vuelta electoral”, agregó.

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *