Sáb. Feb 24th, 2024

    (CNN Español) — El Gobierno de Perú este ministro informó que cuestionaba el «retiro definitivo» de su embajador en Colombia, debido a las declaraciones del presidente de Colombia Gustavo Petro sobre la situación del expresidente de Perú, Pedro Castillo.

    “Esta decisión responde a las reiteradas expresiones ofensivas y ofensivas del presidente gustavo petroque persiste en tergiversar la realidad”, indicó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú en un comunicado este mes.

    El presidente de Colombia se ha referido en el pasado al caso de Castillo y, por ejemplo, durante la reciente Cumbre Iberoamericana de Jefas e Jefes de Estado, realizada en República Dominicana, Petro dijo que el expresidente debió participar en ese evento, y que no estaba aquí porque había sufrido un golpe de Estado. El gobernador de la presidenta Dina Boluarte dijo en su declaración que fue Castillo quien ejecutó el golpe.

    Aunque no detalló un hecho específico, la Cancillería peruana agregó en su comunicado de prensa que “la actitud del presidente Petro, y sus continuas expresiones de injerencia, deterioraron gravemente la relación histórica de amistad, cooperación y respeto mutuo que existe entre Perú y Colombia”. .

    El Gobierno de Perú dijo que las relaciones diplomáticas con Colombia “se mantienen formalmente a nivel de encargado de negocios”. La Cancillería de Colombia le dijo a CNN que no emitiría comentarios por el momento.

    Petro no ha comentado públicamente este jueves sobre el retiro del embajador peruano en Colombia y CNN pretende obtener comentarios de la Presidencia.

    Castillo, quien pretendía disolver el Congreso del Perú en diciembre de 2022 y perdió el apoyo de las Fuerzas Armadas, está detenido desde entonces. Actualmente enfrenta una medida de prisión preventiva de 18 meses porque está siendo investigado por los delitos de rebelión o concierto para rebelarse, abuso de autoridad y alteración grave de la paz pública. El expresidente también recibió otra orden concurrente de prisión preventiva de 36 meses en una investigación por presunto tráfico de influencias, organización criminal y colusión, según sentencia judicial.

    El presidente peruano negó haber cometido los delitos que se le imputan.

    Jimena De La Quintana y Fernando Ramos contribuyeron a este reportaje

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *